בעזהי''ת

Centro de Estudio virtual MAOR BA-OLAM

En Nombre de Rabi Iehoshua de Natzrat

www.Natzratim.com

 

==============================================================

PARASHAT  VAYEJI

==============================================================

 

 

Aprendiendo a ser como Efraim y M'nashe

 

Por: Avdiel Ben Oved

 

Introducción

 

Transmitimos en nuestro pueblo una bendición ancestral que data de miles de años atrás, dicha por Iaaqov avinu: Por ti bendecirá Israel, diciendo: Que Elohim te haga como Efráim y M’nashe. Pero ¿realmente entendemos lo que le quiere decir esta la b’raja?” Debemos entenderla, de lo contrario en vano la decimos o recibimos. En nuestra lectura semanal de la Torá aprenderemos a ver por que y como debemos ser como Efráim y M’nashe.

 

B’reshit 48.14-20

 

Israel extendió su derecha y la puso sobre la cabeza de Efráim, que era el menor, y su izquierda sobre la cabeza de M’nashe, cruzando adrede sus manos, aunque M’nashe era el primogénito.

 

Y bendijo a Iosef, y dijo: El Elohim delante de quien anduvieron mis padres Avraham e Itzjaq, el Elohim que ha sido mi pastor toda mi vida hasta este día, el mensajero que me ha rescatado de todo mal, bendiga a estos muchachos; y viva en ellos mi nombre, y el nombre de mis padres Avraham e Itzjaq; y crezcan para ser multitud en medio de la tierra.

 

Cuando Iosef vio que su padre había puesto su mano derecha sobre la cabeza de Efraim, esto le desagradó; y asió la mano de su padre para cambiarla de la cabeza de Efraim a la cabeza de M’nashe. Iosef dijo a su padre: No sea así, padre mío, pues éste es el primogénito. Pon tu derecha sobre su cabeza. Mas su padre rehusó y dijo: Lo sé, hijo mío, lo sé; él también llegará a ser un pueblo, y él también será grande. Sin embargo, su hermano menor será más grande que él, y su descendencia llegará a ser multitud de naciones.

 

Y los bendijo aquel día, diciendo: Por ti bendecirá Israel, diciendo: Que Elohim te haga como Efraim y M’nashe.

Así puso a Efraim antes de M’nashe.

 

Veamos entonces 4 lecciones que caracterizaron a Efraim y M’nashe:

 

Lección #1 SUR ME-RA (סור מרע) Apartarse del Mal

 

El Rebe de Slonomer, Shalom Noaj Berzovky, comentando sobre el tema en su obra Netivot Shalom muestra una comparación entre el carácter de M’nashe y Efraim con lo descrito en Tehilim 34.14  “Sur me-ra va-asé tov”  (Apártate del mal y haz el bien סוּר מֵרָע וַעֲשֵׂה־טֹוב) y dice que ambas características se manifestaron en cada hijo.

 

Cuando nació M’nashe la Torá dice: “al primogénito Iosef le puso el nombre de M’nashe, porque dijo: Elohim me ha hecho olvidar todas mis penas y toda la casa de mi padre” (B’reshit 41.51). En otras palabras dice el Rebe de Slonomer que Iosef olvidó todo el ‘mal’ que sus hermanos le habían hecho, esto es ‘Sur me-ra’, abandonar o apartarse del mal, y este carácter lo transmitió a su hijo.

 

Lección #2 ASE TOV (עשה טוב) Hacer el Bien

 

Con respecto al nacimiento de Efraim la Torá dice: “le puso el nombre de Efraim, porque dijo: Elohim me ha hecho fructificar en la tierra de mi aflicción”. (B’reshit 41.52), y otra vez el autor de Netivot Shalom (ver Tehilim 34.14) nos ilumina a mirar en Efraim el carácter del éxito (fructificar) a través de ‘Ase tov’, hacer el bien.

 

Bajo este contexto podemos ver un mensaje profundo cuando la Torá dice: “Así puso a Efraim antes de M’nashe”, quiere decir ‘Hacer el Bien’ es prioritario a ‘Apártate del mal

 

Lección #3 QEDUSHA  (קדושה) Separación

 

Mirando esta sección de la Torá bajo el contexto histórico que le rodea podemos divisar el porque Iaaqov eligió a Efráim y M’nashe como el ejemplo a seguir de todo Israel y no por ejemplo a Iehudá o a Levi. Había un atributo más que Iaaqov vio en Iosef y sus hijos por lo cual expresó su gran deseo en que todo Israel, su descendencia, fuese como Efráim y M’nashe, la Qedushá (La Separación de lo profano).

 

Recordemos que en este momento Iaaqov se encontraba en Egipto y a punto de morir, por lo tanto temiendo por una posible asimilación de su descendencia en Egipto vio en Iosef y sus hijos un verdadero ejemplo de Qedushá, pues Iosef a pesar de a ver llegado a Egipto siendo un joven había guardado la tradición de sus antepasados, que serían una nación e iluminarían a las demás, y esto mismo fue capaz de transmitir a sus hijos, nunca se asimiló al exilio.

 

Lección #4 ANAVA (ענוה) No tomar el roll que no nos corresponde

 

Iosef conoce que en la historia de sus antepasados hubo rivalidades entre hermanos debido a que no fueron los primogénitos los que recibieron la B’jorá (Primogenitura): Itzjaq recibió la B’jorá en lugar de su hermano Ishmael, Iaaqov en lugar de su hermano Esav e Iosef en lugar de su hermano R’uven (ver I Divre  HaYamim / Crónicas 5.1). Lo que estaba por ocurrir frente a sus ojos era lo mismo, Israel bendijo a Iosef pero “extendió su derecha y la puso sobre la cabeza de Efráim, que era el menor, y su izquierda sobre la cabeza de M’nashe, cruzando adrede sus manos, aunque M’nashe era el primogénito (48.14), “cuando Iosef vio que su padre había puesto su mano derecha sobre la cabeza de Efráim, esto le desagradó” pero dijo Iaaqov: “Lo sé, hijo mío, lo sé; él también llegará a ser un pueblo, y él también será grande. Sin embargo, su hermano menor será más grande que él, y su descendencia llegará a ser multitud de naciones”, seguido a esto Iaaqov “los bendijo [a Efraim y M’nashe] aquel día, diciendo: Por ti [Iosef] bendecirá Israel, diciendo: Que Elohim te haga como Efráim y M’nashe.

 

De esta forma vemos que no hubo conflictos entre ambos hermanos cada uno acató su roll, Iaaqov le dejó saber a Iosef que tal como había venido pasando así ha continuado, no siempre el primogénito tiene la B’jorá (Primogenitura), y bendijo a los muchachos diciendo que todo Israel debe ser como Efráim y M’nashe, esto dijo alabando la Anavá (No tomar el roll que no nos corresponde) de ellos. Anavá es un atributo muy difícil de alcanzar, no existe una sola palabra en el idioma español con que podamos traducir su significado, pues en no es simplemente Mansedumbre, Humildad, Modestia o Pobreza, sino que describe el carácter de alguien que ‘No toma la posición que no le pertenece’. Moshé es descrito como un Anav sin igual, alguien con el atributo de Anavá muy elevado, sin embargo eso no significa que Moshe fuese alguien sin importancia, al contrario, era y es uno de los más grandes personajes de nuestra historia, la grandeza en Moshe era que supo acatar su roll y nunca tomó la posición que no le pertenecía, como es el cargo de Kohen HaGadol.

 

Reflexión

 

            Debemos de saber todo el tiempo, aún más estando en el Exilio, que nuestro Patriarca previó que el único modo de sobrevivir en el exilio es si imitamos el ejemplo de Efraim y M’nashe. 1) Hacer el Bien, 2) Apartarnos del Mal, 3) No Asimilarnos, y 4) No querer tomar el roll que no nos corresponde. Este último pareciese no tan vital pero si lo es tal como dijo el Rabi Iehoshua de Natzrat: “Dichosos los Anavim, porque ellos heredarán la tierra [de Israel]” (Toldot Iehoshua, Cap.13), pues sin duda alguna cuando los hijos de Israel tomemos nuestro verdadero roll, sabremos vivir como un pueblo, estaremos listos para heredar nuestra tierra, listos para iluminar al resto de las naciones, guiarlas por la justicia y la equidad.

 

Que tengamos la capacidad de cada vez que recibamos la b’rajá “Iesimja Elohim k’Efraim veji-M’nashe” (Que Elohim te haga como Efraim y M’nashe), entender plenamente su significado y aplicarlo.

 

Shabat Shalom!