בעזהי''ת

Centro de Estudio virtual MAOR BA-OLAM

En Nombre de Rabi Iehoshua de Natzrat

www.Natzratim.com

 

==============================================================

PARASHAT MIKETZ

==============================================================

 

Postrándose ante el Rey Mesías comienza la Redención

 

Por: Avdiel Ben Oved

 

Introducción:

 

Continuando con la misma perspectiva en que hemos estado viendo como la Torá revela en la persona de Iosef Ben Iaaqov parte de la misión del Mashiaj, conocida como Mashiaj Ben Iosef, en la lectura que corresponde a esta semana hayamos más conexiones entre Iosef y el Mashiaj Rabi Iehoshua hijo de Iosef hijo de Iaaqov, que como dijimos la semana pasada nos ayudará a entender el desarrollo de los acontecimientos mesiánicos.

 

Postrándose ante el Rey Mesías comienza la Redención

 

La Torá nos dice en la sección correspondiente para esta semana que Iaaqov envía a sus hijos para que compren provisiones en Mitzraim debido a la hambruna que ha comenzado tal y como Iosef había interpretado del sueño del Paró, finalmente se comienza a ver de manera más clara como el plan previsto del Todopoderoso marcha a la perfección. Nos dice la Torá “Iosef era el que mandaba en aquella tierra; él era quien vendía a todo el pueblo de la tierra. Y llegaron los hermanos de Iosef y se postraron ante él rostro en tierra” (B’reshit 42.6).

 

Iaaqov Ben Asher comentando sobre este pasuq en su obra Baal Ha-Turim nos ilumina al señalar que la frase: “וישתחוו לו” (va-yishtajavu lo - y se postraron ante él) con el valor numérico de 772 es el mismo de la frase החלום נתקיים בכאן (be-jan nitqayem ha-jalom – aquí se cumplió el sueño), por supuesto haciendo referencia al primer sueño de Iosef mencionado en B’reshit 37.7. Vale la pena señalar que en el contexto hebreo “postrarse” (lehishtajavot - להשתחוות) no se refiere sino a una forma de reverencia expresando respeto como lo hizo David a Shaul (I Sh’muel 24.8) y Nabucodonosor a Daniel (Daniel 2.46) entre otros (I Divré Hayamím 29.20). Es precisamente en este suceso de la historia de Israel donde nos damos de cuenta, ya de una manera más clara, como los sueños de Iosef se convierten en una realidad y así también la Restauración de los hijos de Iaaqov (Israel) que habían abandonado el derej avotenu (la senda de los Patriarcas) y todo lo que ello implica.

 

Pero como venimos diciendo, todos estos sucesos son una sombra del proceso redentivo por el que pasó, pasa y pasará Israel, por lo tanto no nos debe sorprender que la frase “וישתחוו לו” (va-yishtajavu lo - y se postraron ante él) comparte también el mismo valor numérico con la frase יהושע זהו המשיח (zehu ha-mashiaj Iehoshua) ‘he aquí a Iehoshua el Mashiaj’, esto no solo nos indica una vez más la similitud entre Iosef y Iehoshua Ha-Mashiaj, sino que como ya dijimos nos ayuda a entender el desarrollo de los acontecimientos mesiánicos. Entonces si el postrarse de los hijos de Iaaqov ante Iosef marcó el comenzar de la redención para los hijos de Iaaqov –que hasta entonces solo había sido un sueño- lo mismo podemos decir que sucede cuando existe un reconocimiento de los hijos de Israel para con el hermano elegido para reinar sobre ellos, el Mashiaj.

 

Sin duda los Primeros Discípulos de Iehoshua de Natzrat percibieron también esta ‘coincidencia’ y plasmaron en sus escritos varios ejemplos de cómo hijos de Israel se postraron ante el Rey Mesías, en forma de reconocimiento y  reverencia, habiendo para cada una de esas personas una liberación y redención. He aquí solo algunos ejemplos:

 

- “y aquellos en la barca lo reverenciaron y le dijeron: En verdad tú eres el Rey de Israel elegido por el Eterno[i]”. Toldot Iehoshua, Cap. 66

- “he aquí un metzorá vino reverenciándolo y diciendo: Señor mío ¿puedes curarme? Iehoshúa extendió su mano y lo tocó diciendo: Yo quiero que quedes limpio; y en aquella hora el metzorá fue limpio de él mismo (de su error) y de su tzaraat (enfermedad física)”. Toldot Iehoshua, Cap.31

- “se acercó un oficial de una sinagoga y reverenciándolo le dijo: Señor mío, mi hija acaba de morir. Ven por favor, pon tu mano sobre ella y vivirá”. Toldot Iehoshua, Cap. 40

-  No me enviaron sino a las ovejas pérdidas de la Casa de Israel. La mujer lo reverenció y le dijo: Señor mío, ayúdame.” Toldot Iehoshua, Cap. 68

- “Se acercó a él un joven reverenciándolo, y le dijo: ¿Rabi, qué bueno haré para adquirir la vida de la Era Venidera?” Toldot Iehoshua, Cap. 88

 

Quiera el Eterno que el sueño profético de Iosef se culmine también hoy en nuestros días

 

Shabat Shalom!

 

 



[i] Rey de Israel elegido por el Eterno (lit. ben haelohim  האלהים בן). Los Reyes de Israel elegidos por el Eterno son llamados ‘hijos del Elohim’ (II Sh’muel 7.14; Tehilim 2.7; Tehilim 89.26,27; Testimonio del Discípulo Apreciado [Juan 1.49]; Crónicas de Iehoshúa, Cap.71 [Mateo 16.16]). Ver la siguiente nota.